Ahorrar en los gastos del automovil

En esta página vamos a explicar los mejores consejos a la hora de ahorrar dinero con los gastos de automóvil. La importancia de adquirir vehículos de bajo consumo y a poder ser que sean de segunda mano.

Veremos también algunos consejos de conducción a la hora de intentar ahorrar combustible. Detalles tan importantes como hinchar adecuadamente las ruedas, mantener correctamente limpios los filtros y no abusar del acelerador.

También hablaremos sobre la importancia económica de planificar las rutas con antelación. De todos estos consejos depende una enorme cantidad de dinero que podemos ahorrarnos en los gastos anuales de nuestro vehículo.

Adquiere vehículos de bajo consumo:

La publicidad y los medios de comunicación nos impulsan a adquirir coches que en ocasiones no nos convienen. Algunos modelos de alta gama, de aspecto deportivo, son auténticas máquinas de gastar combustible.

Nuestra recomendación es que adquieras, según tus posibilidades, aquel vehículo que mantenga unas condiciones de seguridad, y que ofrezca un bajo consumo de combustible.

Generalmente, son vehículos con menor potencia. Lo que significa, que su seguro anual, también será menor. Calcula de manera aproximada el número de kilómetros que realizas al año, y tendrás una estimación de lo que puedes llegar a gastar.

Bajo consumo de combustibleLa diferencia entre un vehículo que gasta de media 6 litros cada 100 kilómetros y otro que gasta de media 5 litros, puede ser tremenda al cabo de un año. Multiplica esa cantidad, por unos diez años que puede durar tu coche, y tendrás una importantísima suma de dinero que puedes ahorrar.

Recomendamos siempre la compra del vehículo de segunda mano.  Los coches nuevos enseguida pierden su valor. Al de unos pocos kilómetros, te encuentras en la misma situación de quien lo compra de segunda mano, pero pagando mucho más dinero.

Si deseas ahorrar tanto dinero como sea posible en la compra de un automóvil, observa aquellos automóviles usados que estén en buenas condiciones. Si tienen pocos años de antigüedad, y poco kilometraje, seguramente el mecanismo interno del motor goce de buena salud.

También, aconsejamos realizar algunos cursos de conducción ecológica, en los que se aprende a circular con marchas largas, evitando acelerones y utilizando de manera correcta el freno.

De nada sirve buscar la gasolinera con los mejores precios de la zona, si luego no sabemos conducir de manera correcta, o si nuestro vehículo consume más que un fórmula 1.

Cambia el filtro del aire de tu automóvil:

En ocasiones, buscamos la gasolinera más barata, y miramos aquellas ofertas que nos hagan pasar una factura menor. Sin embargo hay hábitos sencillos y simples como el hecho de limpiar el filtro del aire del automóvil, que pueden llegar a suponer un ahorro de hasta un 7% en el gasto total de combustible.

Puedes buscar en internet videos y tutoriales sobre cómo limpiar los filtros de tu coche. Resulta una actividad bastante fácil y que sólo tarda unos minutos. Consulta las instrucciones del manual de tu vehículo para una mejor disposición. Si aun así, no te ves capacitado para ello, también puedes sustituir el filtro viejo por uno nuevo. Cuestan bastante poco.

Hincha las ruedas de tu coche:

Cuando las ruedas de tu vehículo están más desechadas de lo normal, el contacto con el suelo es mayor, y por tanto existe un mayor rozamiento obliga al vehículo a demandar un mayor gasto de gasolina.

Hinchar las ruedas para ahorrar combustibleMira en el manual de usuario cual debe ser la presión exacta de tus ruedas. Esta demostrado que, por ejemplo, un vehículo medio que circule por ciudad con las ruedas 0,4 bar de presión menor que la recomendaba en el manual, puede llegar a consumir hasta 30 l más de combustible al año.

Hasta ahora, hinchar las ruedas en las gasolineras era una cosa gratuita. Aunque lamentablemente, cada vez son más los establecimientos en los que te cobran por utilizar estas máquinas de presión.

Pero el ahorro, no solamente está en el combustible, sino también en la duración y la vida útil del propio neumático. Conducir con menor presión de la indicada, puede reducir la vida del neumático hasta en ocho meses.

Se recomienda, revisar al menos una vez al mes la presión de las ruedas. Lo mejor sería hacerlo en frío, pero si se da el caso de que las ruedas están calientes, debemos añadir unos 0,3 veces más de la presión recomendada, ya que posteriormente con el frío volverán a reducirse.

Este simple gesto, puede ayudarte a reducir el gasto de gasolina, a retrasar el cambio de neumáticos, y algo que es mucho más importante, a mejorar la propia seguridad del conductor.

Planifica los viajes por carretera:

Antes de salir de viaje de comenzar tus vacaciones por carretera, conviene que realices algunos de los siguientes consejos para ayudarte ahorrar el máximo de dinero posible.

Resulta importante mantener el estado correcto de las ruedas del vehículo. Un inflado inferior a lo establecido por el manual de fabricación puede suponer un gasto extra de combustible.

Revisar el precio de las distintas gasolineras por las que vas a circular buscando la información en Internet. Puedes llegar a preparar donde deben ser las paradas de repostaje más idóneas. Aunque también se recomienda, llenar el depósito de combustible por la noche. Con el calor del día, la gasolina tiende a dilatarse, y por tanto ocupa un mayor espacio.

Limpiar los filtros de tu coche para mejorar la eficiencia y ahorrar combustible.

Examina con exactitud las diferentes carreteras y autopistas por las que vas a circular. Existen en Internet numerosas páginas que te ayudarán a elegir la ruta más barata, evitando los peajes, o utilizando la ruta más corta.

Nunca pares a comer en las áreas de servicio de las autopistas. Este tipo de oasis en el desierto utilizan unos precios sumamente elevados. Se aprovechan de que la mayoría de clientes no han hecho los deberes, y no han preparado su viaje con antelación. Debe ser más listo que ellos, y preparar tu almuerzo, un sándwich o unos bocadillos antes de salir.

De esta manera, no te hace falta buscar 1 a de servicio con restaurante. Puedes parar en cualquier área de descanso, que por lo general, suelen tener muchos bancos y mesas habilitadas a la sombra para este propósito.

No abuses del acelerador:

Otro de los gastos más habituales a la hora de utilizar un vehículo es el continuo abuso del acelerador.

AceleradorCorrer demasiado por la carretera, no sólo aumenta el riesgo de tener un accidente, sino que además supone un consumo extra del combustible. Y todo ello, sin tener en cuenta que si sobrepasamos la velocidad limitada, podríamos ser multados.

Si buscas el ahorro y la rentabilidad de tu vehículo, es mejor que conduzcas siempre por debajo del límite máximo de velocidad y que mantengas una velocidad estable. Utiliza siempre que puedas las marchas más largas. Por ejemplo, circular a 64 km/h con la marcha sexta permite un consumo un 20% menor que si se circula en cuarta.

De promedio, un coche consume un 40% más de combustible 120 km/h que 80 km/h. Además, en caso de impacto, a menor velocidad siempre hay muchas más probabilidades de salir ileso.

Pero, a la hora de ahorrar dinero, no solamente influye el hecho de apretar uno apretar el acelerador. Debes también fijarte en sí utilizadas o no utilizas el aire acondicionado. Si bajas las ventanillas del coche puedes empeorar la aerodinámica y aumentar el consumo de combustible.

Y también, por supuesto, si el conductor padece obesidad o el exceso de peso, el desplazamiento supondrá al cabo del año un aumento considerable en el gasto de combustible final. Revisa también el maletero, por si tuvieras algún objeto pesado en su interior, que nunca utilizas.