Cómo ahorrar dinero rápido

En el siguiente texto, vamos a ver algunos consejos para aprender cómo ahorrar el dinero rápidamente. Algunas ideas te permitirán ganarlo, aumentando considerablemente tu capacidad de ahorro, y otras, te ayudarán a no gastarlo de mala manera, y poder mejorar la capacidad financiera.

Se trata de 8 maneras rápidas de comenzar a ahorrar para poder disponer de liquidez.

 

1 – Comienza a vender

Una de las mejores maneras de ahorrar rápidamente, ya sabemos que es no gastar. Pero una mejor solución, es vender aquellos objetos que ya hemos comprado anteriormente, que no utilizamos, y que pueden suponer un incremento de nuestro ahorro patrimonial importante.

Utilice un papel y un bolígrafo, y a una lista con todos aquellos objetos de su casa que no utiliza desde hace un mes. Si no lo has utilizado en los últimos 30 días, posiblemente no lo necesites por el resto de tu vida.

Comienza a vender

Ojo, no me refiero a productos de temporada, como el bañador, las chanclas o el abrigo de invierno. Todos sabemos cuáles son los objetos de la casa que no utilizamos, a pesar de que nuestro inconsciente le otorgue un valor.

Actualmente hay numerosas aplicaciones y páginas web en Internet que permiten la compraventa de objetos de segunda mano. Realiza una búsqueda, y comienza a hacer fotografías de tus objetos.

No te equivoques a la hora de poner precio a tus objetos. Algunas personas suelen equivocarse en este punto, y vender por un precio muy inferior al precio de mercado. Algunas cosas que tenemos en casa pueden llegar a valer más de lo que creemos. Existe un mercado floreciente respecto a las antigüedades, los objetos vintage, muñecos de colección, juguetes de los años 70 o de los años 80… Comprueba en estas páginas objetos similares al tuyo, para poder poner el precio adecuado.

Revisa tus armarios, los cajones y vende todo aquello que ya no uses ni utilices. Aprovecha, ya de paso, para ordenar y limpiar tu casa. No dudes en tirar todos aquellos artilugios y cacharros que no sirven para nada y que se almacenan en forma de basura.

2 – Mueve tu dinero:

Algunas personas, se obsesionan por intentar ahorrar más dinero, hacer crecer sus ahorros, pero no se dan cuenta que los propios ahorros, pueden contribuir a mejorar su situación financiera.

Mover el dinero entre bancosYa sé que hoy en día no estamos con unas tasas de interés tan elevadas como lo eran hace unos años, pero el dinero que todo sigue dando menos rentabilidad que si los muebles en diferentes entidades.

Existen diferentes depósitos que pueden adaptarse a la cantidad que tengas ahorrado. Algunos depósitos son sólo para un mes, otros para dos meses, tres meses, seis meses, un año e incluso más de un año.

Realiza de manera habitual búsquedas en Internet con las palabras “mejores depósitos”. Normalmente páginas que recopilan toda esta información y que la ofrecen de un solo vistazo. Donde se explican los diferentes depósitos, las cantidades mínimas de dinero que necesitas ingresar, y los intereses apercibir.

Fíjate también en la publicidad de los bancos, que suelen ofrecer estas ofertas, sobre todo a los nuevos clientes.

3 – No utilices el crédito de tus tarjetas:

Disponer de una tarjeta de crédito no es algo de lo que debamos prescindir. Siempre es útil poder hacer uso en caso de alguna emergencia, alquiler de un vehículo… Este tipo de tarjetas, resultan bastantes prácticas, y pueden ser aceptables, siempre que el banco las facilite de manera gratuita. Llama a tu banco y pregunta si no está seguro de que tu tarjeta tenga gastos de mantenimiento.

No usar las tarjetas de créditoSin embargo, las tarjetas de crédito, no de débito, suelen permitir utilizar una mayor cantidad de dinero de la que tenemos disponible en nuestra cuenta bancaria. En caso de dividir la cantidad en diferentes meses, el modo de pago se realiza de una manera más cómoda, pero se incrementan los intereses cobrados.

Sin duda, el peor préstamo que nos pueden hacer es el que se realiza a través de una tarjeta de crédito. Los intereses, pueden llegar al 15 incluso al 20% tranquilamente.

Cualquier otro tipo de préstamo de crédito siempre será más barato. Por ello, nuestro consejo es que nunca utilices el crédito de las tarjetas.

Conviene eliminar también, aquellos registros que se mantienen activos en las páginas de Internet. Muchas tiendas online guardan tus datos de tarjeta para que puedas realizar las siguientes compras de manera más rápida y compulsiva. Trata de eliminar estos registros para evitar la tentación.

¿Qué puedo hacer si ya dispongo de un crédito concedido y aplazado en diferentes cuotas?

Lo más importante será tratar de cancelar la deuda cuanto antes. Cuanto más tiempo pase, más dinero pagaremos.

Algo que podemos hacer, y sin necesidad de cambiar de banco es solicitar un préstamo personal y utilizarlo para cancelar definitivamente la deuda de las tarjetas. Puedes llamar a tu banco para informarte sobre los diferentes intereses que cobran para un préstamo personal y para la tarjeta de crédito. Puedes llegar a sorprendentes conclusiones.

El interés cobrado para un préstamo personal puede llegar a ser la mitad que el que te cobran en las tarjetas. Por ello, no dudes en solicitar la cantidad total adeudada como préstamo personal, y utilizarla para cancelar la deuda crediticia de la tarjeta. Si haces los cálculos, podrás observar que supone un notable ahorro.

4 – Dejar de fumar:

Todos lo sabemos, fumar es uno de los sitios más caros que existen a día de hoy. Y no solamente es caro, sino que además es una de las peores cosas que puedes hacer por tu salud. Resultaría mucho más ventajoso que fumar quemar los billetes o tirarlos por la taza del wc.

Dejar el tabacoUn fumador, no solamente gasta su dinero en tabaco. El fumador medio, habitualmente gasta un porcentaje de su sueldo mensual en medicamentos y medicinas para aliviar la tos, el resfriado, y otras dolencias relacionadas con el abuso del tabaco.

Dejar de fumar no es algo fácil, ya sabemos que cuesta mucho y que supone un enorme sacrificio. Pero las ventajas que se esconden detrás de ellos son enormes.

Dejar de fumar en tu vida debe ser una prioridad. Cualquier gasto que realices en tratamientos para dejar de fumar es un gasto bien invertido. Cada persona es un mundo, así que no dudes en probar diferentes soluciones hasta encontrar la que mejor se adapte a tus necesidades. Prueba a leer algún libro, el cigarrillo electrónico, la relajación, meditación, yoga, taichí, acupuntura…

Una dolorosa cuenta que suelen realizar los fumadores es calcular el gasto diario de tabaco y multiplicarlo por 365 días, o calcular el gasto mensual y multiplicarlo por los 12 meses. El resultado final suele ser bastante alarmante. Por norma general, el gasto medio anual de un fumador suele ser suficiente para pagarse unas muy buenas vacaciones.

Sin duda, dejar de fumar ayudará a que consigas ahorrar de una manera más rápida.

5 – Ocio gratuito:

El entretenimiento y el ocio no tiene por qué obtenerse a cambio de dinero. La mayoría de poblaciones y de ciudades, disponen de diferentes establecimientos culturales que se ofrecen de manera gratuita.

Músicos en la calleMuchos museos, suelen ofrecer entradas libres a ciertas horas. Los Ayuntamientos, suelen organizar actividades culturales tales como: danzas, teatro callejero, cine al aire libre…

Acude a la biblioteca a leer el periódico o alguna revista especializada. Puedes hacerte socio y disponer de muchos libros, e incluso vídeos y películas.

Además, podrás encontrar diferentes parques y zonas recreativas donde hacer deporte, jugar al fútbol, baloncesto, bicicleta…

Busca el centro de información de turismo más cercano y pide guías de senderismo, rutas de bicicleta, zonas para patinar, o zonas verdes para hacer un picnic.

De nuevo, investigando por Internet, puedes llegar a encontrar diversas asociaciones de personas que suelen organizar quedadas para ir a patinar por la ciudad, a correr, a realizar diferentes marchas, carreras, deportes…

Investiga por Internet la página oficial de tu ayuntamiento, y busca la agenda cultural. Seguramente aparezcan listados de actividades ordenadas por fechas y por días del calendario.

A menudo, se organizan actividades gastronómicas en tu población o en las poblaciones colindantes. Es una buena manera de conseguir comida y bebida gratis en las distintas degustaciones. Alrededor de este tipo de actividades, siempre se desarrollan otros actos culturales que suponen un entretenimiento pleno y gratuito.

El otro día en mi pueblo, intentaron batir el récord de la paella más grande del mundo, y aunque no lo consiguieron, repartieron comida en platos de plástico para todos los asistentes.

6 – Utiliza transporte público:

Si eres de los que acuden al trabajo en coche, a no ser que recojas a varios compañeros a la vez, seguramente no sea más rentable que la utilización del transporte público.

Usar transporteTe animo a que tomes la calculadora y hagas el cálculo de lo que supone tener coche propio. Calculando una vida media de unos 10 años, puedes dividir la cantidad de dinero que costó la compra de tu auto entre 120 meses, para estimar más o menos cuál sería la cantidad proporcional al mes.

A ello, le debes sumar parte proporcional del seguro, y los gastos de la gasolina, reparaciones, multas, gastos de garaje, revisiones oficiales, parking…

Seguramente, te sorprendas por la cantidad de dinero que se te escapa a causa de tu vehículo. Compara estos gastos con el precio que podría costarte el abono mensual del autobús o del Metro.

Aunque luego utilices tu coche para los fines de semana, o para las vacaciones, seguramente sea mucho más rentable no tenerlo en propiedad. Siempre puedes alquilar un coche de manera ocasional, o desplazarte también en transporte público a tus zonas de ocio.

Si tu lugar de trabajo está demasiado alejado como para acudir en transporte público, siempre puedes utilizar la opción de compartir vehículo con el resto de trabajadores. Ofrécete a llevarles, y propón que cada semana se vayan cambiando los turnos.

7 – Utiliza las bibliotecas públicas:

Ya hemos hablado en muchas ocasiones anteriormente sobre las ventajas que tiene ser socio de una biblioteca pública. No debes mirar este tipo de establecimientos como un lugar con aburridos libros lleno de gente con gafas que únicamente saben estudiar.

ir a la bibliotecaLa biblioteca es mucho más que eso, es un lugar al que puedes acudir en busca de ocio y aprendizaje gratuito. Puedes tomar prestado todo tipo de libros, en tu idioma y en idiomas extranjeros.

Puedes leer diferentes periódicos cada mañana de manera gratuita.

Están a tu disposición la prensa y las revistas de mayor tirada que puedes encontrar en los quioscos y librerías.

Hoy en día, suele haber servicio gratuito de Internet para aquellas personas que no quieren gastar y que no lo tienen contratado en sus casas. Aparte de los libros, también suelen tener un servicio de préstamo de películas y series.

Y lo mejor de todos estos servicios, es que tu ayuntamiento de los ofrece de manera gratuita. No en vano, este dinero ya se te ha descontado de tus propios impuestos.

8 – Cambiar de banco:

Al igual que ocurre con las compañías aseguradoras, con las compañías telefónicas, existe una gran rivalidad entre las entidades bancarias. Investigue las diferentes ofertas, y aprovecharse de esta brutal lucha por conseguir nuevos clientes.

Cambia de entidad bancariaQuizá usted ya esté contento con su banco. Pero hay muchas cosas que podrían mejorar. ¿Paga comisiones por hacer transferencias bancarias?. ¿Paga comisiones por mantenimiento de sus tarjetas?

Algunos bancos son expertos en cobrarle por todo tipo de servicios. Por contrapartida, suelen darle un buen servicio y siempre tienen una oficina acerca de su casa.

En cambio otros bancos, aunque no dispongan de oficinas, ni se anuncien por televisión, son capaces de ofrecer numerosas ventajas que en el largo plazo supongan un notable ahorro económico.

El hecho de domiciliar su nómina o su pensión es la mejor de las bazas con las que puedes negociar a la hora de cambiar de banco. No es necesario incluir la nómina completa. Algunos bancos te indicarán cuál es la cantidad mínima que necesitan ingresar al mes para ofrecerte de las ventajas correspondientes.

Entre estas ventajas, está la desaparición de las comisiones, las transferencias gratuitas, la obtención de intereses por el dinero de tu cuenta de ahorro, tarjetas de crédito y débito gratuitas…

Huye de todas aquellas ofertas que suelen regalar electrodomésticos a los nuevos clientes. Es mucho más ventajoso que no te cobren comisiones a que te hagan regalos que no necesitas.

Una vez que cambies de banco, no es necesario que continúes dentro de la misma entidad de manera fiel. Revisa periódicamente las nuevas ofertas de la competencia. Aunque resulta engorroso, una de las mejores maneras de obtener ingresos rápido es moviendo tu dinero en las diferentes cuentas de ahorro que puedas encontrar.